Hemos cumplido veintiun años de meternos en la vida de todo el mundo.. la de nuestros íntimos …la de nuestros cercanos seguidores… la de los serios "gourmands"… la de los viajeros que visitan el Perú y prueban su sazón…la de los cocineros.                         Lo hemos hecho con esa lujuria que se gesta cuando alguien, recibe , atiende, cocina, huele, pregunta, conoce, disfruta, critica, paga, cobra.                         Y sobre todo con la desfachatez de ese "no saber" que genera esa sensación, no muy conocida ni disfrutada, como es la libertad.                         No le decimos "no", a nada, no le ponemos oposición a lo que se aparece en nuestro cielo se aproxima para aterrizar en nuestro plato…Bienvenido estás.